jueves, 16 de mayo de 2013

La ilusión escocesa



Que viaje, que país, cuantas expectativas.

Cuando me dijeron nuevamente que tenía 5 días de descanso en el laburo, tremendamente ilusionado me pregunté ¿y ahora a dónde?, entre varias opciones que siempre parten del mínimo costo posible en transporte, la que mejor se perfiló más allá del frío fue EDIMBURGO.

Así que me compré el pasaje y arranqué a mirar algo nomás, simplemente para tener idea de que no perderme y dejar que lo demás me lo mostrara por si sola la ciudad.

Estuve viendo que habían 2 cosas que si o si quería ver, una era la oveja Dolly jajajaj la primera clonación (oficial) que se encuentra en el museo de Escocia y la otra, era ir hasta el Lago Ness a buscar al bicho este, al tal Nessy, que se yo, para tomarnos unos mates y divagar con los pensamientos.
Además, para visitar tenía el castillo, pensaba comprarme una pollera y andar por la calle a lo escocés y en la primera de cambio que pudiese, a lo William Wallace, pelar el culo y gritar FREEDOM !!!!!!!.

Mi vuelo salía el miércoles 6.30 am, por lo tanto el martes fui al club suponiendo que no haría nada de deporte en 3 días, y de ahí por las dudas, fui al colegio para poner la firmita y obviamente, aprender algo nuevo :P.

Se me hizo un poco tarde armando el bolso y otros asuntillos del día a día y ta, me acosté medio cansado pero ansioso por este nuevo país que iría a conocer en pocas horas. Algo no me dejaba estar muy tranquilo nosé porqué, lo adjudiqué al quilombo en Liverpool que no dejaba de ser ahora, otra ciudad a visitar en el Reino Unido, pero recordando mi visita a Cardiff que todo salió bien, no me quise preocupar mucho más y simplemente, con 4 alarmas prontas para que me sacudieran a las 3 am, me acosté a dormir.

Suena la alarma, abro un ojo, miro el reloj del celular y..... LA PUTA MADRE!!! SON 7:15, PERDÍ EL VUELO.... no puedo describir la calentura que tuve durante todo el bendito día, no puedo creer lo jeropa que soy que perdí el pasaje (no, no se puede cambiar de ninguna manera, era un vuelo de Ryanair para quién sabe lo que esto implica).
Improperios varios, surtidos, extensos y profundos, árboles y árboles genealógicos que surgieron, madres, loras y cuanto aparato genital que existía esbocé en mis "mesuradas" palabras de agradecimiento al destino por este vuelo y los 130 euros que perdí la puta que lo parió.

Por lo tanto tuve que tachar a ESCOCIA de mi lista, pero todavía tenía 3 días y no me pensaba quedar quemado acá en el cuarto, comiendo flanes (pa! encontré unos flanes en el supermercado y ta, tuve que comprarme 8 por las dudas que marchen) y escuchando Don Omar, Rhianna y Karibe con K, pero todo mezclado y a la vez con 3 radios simultaneas (estoy quedando mal de trabajar tan poco, lo sé).

Después de unas 6 horas puteando y haber hablado con mi hermano, seguí su sugerencia, la apliqué a mi manera pero gracias a su motivación muy difícil de interpretar si uno no mantiene los mismos códigos de comunicación que el (me dijo: "que te chupe un huevo, subite a un barco cualquiera y andate a la mierda, que te vas a quedar haciendo ahí", hay que saber leer entre líneas :P), al otro día, me subí a un tren con el termo y el mate y me fui a....El anillo de Kerry (Ring of Kerry).





Tempranito, termo y mate pronto, arranqué a Killarney por dos días.

El clima una cagada para variar, pero yo, expectante de ver con que me encontraba, si con una cagada como el clima o algo maravilloso como algunas zonas de Irlanda.

Al llegar, tiré las cacharpas en el hostel, fue buenísimo porque además de la tremenda hospitalidad y amabilidad de la recepcionista del hostel Neptuno (comprobaría luego que todos los locales son así de amables), cuando me pongo a hablar con ella me dice que tengo acento dublinense jaja me dio mucha gracia que se me haya pegado algo del acento de acá, yo no me doy cuenta pero obvio, para ellos es más fácil distinguirlo.

No tardé más de 30 minutos cuando estaba pronto para alquilarme una chiva y arrancar a ver que había en la vuelta. Así fue como llegué a la bicicleteria de don O´Sullivan, le pagué solo 10 euros y me dio la chiva por 3 horas.

Metiendo ruta a lo loco así nomás como estaba, llegué al Parque Nacional, el feo clima ayudó a darle un tono raro al lago, que oleaba un poco y ta, no estaba tan mal. Por mi parte, entusiasmado con la bicicleta quería recorrer todo, me metí al parque y entré a dar vueltas, en un momento me vino la posesión de un ciclista de Rutas de América y dándole pedal a la vida, entré a tararear la canción tan popular de la competencia ciclística más importante del Uruguay, pero mientras lo hacía me cruzaba con otros ciclistas que me miraban medio raro porque yo iba tarareando bastante alto y le hablaba a la cámara que había puesto con el trípode en el manubrio de la chiva, y sí, hay que divertirse solo como sea.

Motivado por la posesión espiritual del gran Federico Moreira me decidí darle la vuelta al parque, me mandé y con la cámara pronta entre a pedalear y bordear todo el lago por dentro.
En una venía en un sprint final de la última etapa jaja cuando pensé que me daba para doblar sin frenar y.... no! no me dio :)
Quedé a 2 metros del agua, no llegué a comer piso pero fueron momentos tensos en la contrarreloj que hice adentro del parque, ufff! esto de ser ciclista es jodido (está todo documentado con videocintas).

Al final, me di vuelta todo el parque haciendo algunos stops de rehidratación, de liberación de líquidos, de ingesta de alimentos y reorganización de prendas de abrigo, alguna fotito que otra y reubicación geográfica más que nada.

A esa altura eran 5:30, estaba como a 8 km, si no me equivoco, de la bicicleteria y tenía que estar a las 6, sino me ensartaba con la chiva hasta el otro día y tenía que madrugar para devolverla (este era el mayor problema, levantarme temprano para devolver una chiva).
La cosa fue que ya más en un nivel Wynants en los JJ.OO. de Sydney 2000, le puse el turbo y llegué, todo chivado pero en hora, cuando le golpeo la puerta al anciano residente y rentador de birrodados...se había ido. ¡Viejo de mierda, me ensartó mal!.

Bajo lluvia (que raro en Irlanda), muerto de hambre, chivado, pero feliz de mi andanza ciclística, fui por un mano a mano con jabón y shampoo bajo la ducha y de ahí a aprovisionar la joroba de camello humana, la panza para quién no entendió.

Después de una sanísima cena de comida chatarra, me fui a recostar a lo adulto mayor 20 minutos esperando que fuesen las 21 hs para ir hasta el pub The Danny Mann que a esa hora arrancaba la música en vivo. 
Como pude me levanté, llegué, me pedí una Guinness y me acomodé con el codo izquierdo en la barra a esperar los cantos.

El tipo encaró ahí con los cantos, dos por tres se le cerraba la mandíbula y no le entendía un carajo, pero cuando encaraba le entendía bastante, y la verdad que estuvo bueno. Me quedé 2 horitas con la misma cerveza, que no la bajaba porque me sentía medio mal del estómago (para mí fue el plato de capelettis que me clavé a las 9 am de desayuno antes de salir de casa), pero al fin y al cabo, la maté, terminó el show y me fui al sobre.





La mañana del viernes la arranqué tempranito, primero para devolver la bici con el veterano del local, desayuno mediante agarré mis cosas, hice el check-out y me pagué el tour (odio los tours) al Anillo de Kerry.

Me armé el mate para esperar al chofer y al rato cayó, me levantó, otra gente en el camino se sumó y al cabo de media hora, ya ahora en un bus, éramos unos 20 los que salíamos a hacer el tour guiado.

Creo que ya me quemé cuando el guía-chofer del tour no paraba de decir "ahora a su izquierda tienen..." "ahora a su derecha tienen...." ta, me acalambró el oído. Me obligó a prenderme la radio uruguaya para cambiar el sonido en mis oídos.
A la media horita llegamos a un lugar, era una parada para visitar algo y luego tomarse un irish coffee en el pub que estaba anexado, la gente bajó de golpe y se mandó al lugar que era para visitar, cuando veo lo que era me paré, fui hasta el cartel que explicaba más detalladamente lo que había pasando la puerta y en ese momento para mi adentro me dije "¿eh? ¿una granja?", continué mi diálogo interno con un "la punta de la japi voy a pagar 5 euros para ver chanchos, cabras y vacas", y así nomás pegué la vuelta más quemado todavía de estos tours garra que te ponen en la puerta de las cosas para que no pienses, solo para que entres, saques dos fotos y pagues.
En resumen, 2 minas y yo nos quedamos afuera esperando como la gente veía alfalfa y vacas.

No escuché muy bien que decía el guía-chofer porque venía con alguna 90 punto algo enchufado, pero algo cacé sobre que teníamos otra parada en un tipo dominador de perros pero para ovejas, que valía la pena (y sí, todo vale la pena si te pueden sacar un mango).

El viaje continuaba mientras tanto, las vistas que el anillo regalaba no eran realmente superlativas como me esperaba, quizás en otro momento de mi vida hubiese valorado mucho más las vistas, pero el hecho de no encontrarle ninguna diferencia a mi pasada por el lago Titicaca o notarle algún parecido también a la cordillera en Chile cuando uno hace ruta, no me tenía atrapado, también el hecho que las paradas fotográficas eran de 5 minutos, bajáte, sacáte dos fotos, subíte y vamonos, pa! era demasiado estresante, no te daban tiempo para disfrutar, para sentir el lugar. Tenía un ritmo muuuuy de plástico, era algo tan armado como una visita guiada en un museo pero con vistas naturales, no me gustó.

Lo único que si quiero rescatar fue al criador de ovejas, al llegar te cobraban 5 euros, pero quise ponerle una fichita de credibilidad al guía y ver qué pasaba con esto.
Al entrar veo un corral con distintas ovejas, una estaba de más se parecía a un conejo gigante jajajaj, había un perro ahí que las tenía re controladas a las ovejas y ahí apareció el tipo, yo tranqui miraba que pasaba, el tipo le pone el bastón a una de las ovejas y esta se entra a refregar la cabeza con el palo, ya ahí me ganó la atención, luego el perro que se movía agazapado y no perdía de vista ni a una oveja. A todo esto el tipo nos hizo pasar a otra parte abierta también y ahí fue lo mejor.

Nos hizo una demostración de cómo traen a las ovejas de la cima de la montaña con los dos perros, si no me equivoco a uno le hablaba en inglés y al otro en irlandés para que distinguieran las ordenes, fue impresionante, realmente me encantó, muuuuuuy bueno, un veterano crá en lo que hace, realmente ahí volví a ver a un hombre que está sobrado en lo que hace, si alguien tiene la oportunidad de hacer el tour, lo único que puedo decir es que ver el Anillo de Kerry vale la pena si está soleado, sino no. Pero más allá de esto, lo mejor del Anillo de Kerry es el tipo de las ovejas, ¡¡¡excelente!!!.

Se terminó el tour gracias a Dios, y a 20 minutos de que se fuera el tren me dejaron en el centro, corriendo levanté la mochila y me fui a la terminal, todo en orden.

Lo malo fue que algo raro pasaba con el mate, al llegar a Dublín lo vi.
Luego de 7 años se me rompió, me quiero matar, hace 3 días que no me tomo un mate.
Se le hizo un agujero adentro y como bien sabe quién tiene su mate, el mate de uno es el mate de uno, no lo quiero ni tirar, ni poner en una repisa ni nada, lo quiero usar y lo tengo que arreglar. Por lo tanto, en este estado de desesperación que me encuentro, apelo a quién esté leyendo para que me de algún consejo de cómo arreglarlo, ya que no puedo usar nada tóxico al estar tomando de ahí (quizás ¿silicona no tóxica funcione?), o quieran hacerme una donación y mandarme algún mate parecido al mío, o financiarme mi viaje a Uruguay para comprarme uno que me guste jaja y sí, si voy a pedir me cuelgo, ¿ta mal?.

Posta, cualquier idea, colaboración, sugerencia, todo suma.


Juan Patrick
"Si no estás dispuesto a equivocarte, nunca llegarás a nada original." Ken Robinson


Complemento de nota: Me acabo de enterar que con la tarjeta de estudiante (que recién hace 2 días me la saqué), el pasaje a Killarney me salía 50 euros menos. Confirmado, me tendría que haber quedado durmiendo.


2 comentarios:

  1. Ya va a salir ese viaje a Edimburgo que por lo que leí y vi esta tremenda, mucha historia, muy linda, ya vas a tener tiempo de pelar el culo y gritar Freedom! a lo William!.
    Por otro lado, ya sos un Juan Carlos Lopez el de americando, pero en Irlanda, metiste varios kms de recorrida en esa isla! Abrazo Juan keep calm and drink mate . Conrado

    ResponderEliminar
  2. Es bueníiisima esa frase, ya mismo la empiezo a aplicar :P
    abrazo!!

    ResponderEliminar

Dejá tu comentario aquí...