domingo, 5 de febrero de 2012

Combo Chile: Primera historia



Si me habrá dejado historias Chile... pufffffff y sin autocensuras hoy comienzo el combo de historias de Chile, me pasó... de TOOOODOOOOO !!!!!!!!!!


IRLANDA, tratame parecido o mejor :)



Ya la llegada fue conflictiva, casi 24 horas en bondi desde Montevideo a Mendoza, en el camino y en pleno verano la irresistible oportunidad de unos turrones de Free Shop que sumados al mate con agua a semi hervir del bondi, depararon en el estallido escatológico en la terminal de Rosario... Estaban horribles los baños, pero nosotros solo queríamos aportar al contexto visual del mismo jajajja le dejamos 50 centavos de propina que fue como con pena en realidad, no fue de agradecimiento sino como diciéndole al porteño que tenía que limpiar "perdoná cabeza, no es un regalito lo que te dejé, más bien es el premio nobel".

Llegamos el sábado al mediodía a Mendoza, con ganas de una ducha urgente y una buena lavada de dientes, solo conseguimos la lavada de dientes en el baño de la terminal, un desayuno express y un bondi en 1 hora con destino a Santiago... lógicamente sabiendo que íbamos al Hostel pero ni idea donde quedaría, eso ya sería un problema para más adelante.

Comenzó el viaje por los caracoles de Los Andes, entre cagazo, contemplación de asombrosos lugares e imágenes que mis ojos no podían parar de captar y maravillarse, nos acompañaba a eso de las 15 horas en el bondi "tipo" que cruza entre un país y otro una película impresionante... impresionante si fuese un cine condicional, no podía creer que a las 15 horas se estuvieran dando de bomba una blonda exquisita :P con 2 o 3 propietarios de focas marinas mientras que alguna que otra familia junto a nosotros intentaba llegar a Chile sano y salvo mientras cruzábamos la cordillera de los Andes.

A dos cuadras de la terminal y a eso de las 10.30 de la noche, el guarda y conductor nos dice que nos tenía que dejar en la calle porque había tremendo trancazo a una de las dos terminales de Santiago de Chile, sin ningún problema agarramos las mochilas con mi viejo e intentamos encontrar el hostel que por lo que decía el mapa de la web estaba a 4 cuadras, pero ta, nos enteramos que a veces se les tranca la cara cuando escriben y 4 cuadras equivalen a 4 paradas de metro.... si, parecidísimo, mal yo que no me avivé cuando leí :S

Entramos al subte, y en 5 minutos se iba el último metro y quedábamos en el horno, como loco sacando tarjetas prepagas y esas cosas de mundo moderno que tienen todos los países menos Uruguay (ojo! pero quién te anda a caballo en una capital...ahhhh las raíces son las raíces bo!), con las dos mochilas arriba y una baranda a chivo asesina, llegamos a la calle CIENFUEGOS (recuerden esta calle, porque fue lo que me salvó la vida el último día de estancia en Chile jajajaj, en unos días estará la historia). Listo!!! Hostel con nosotros... dejamos las mochilas, y salióooooo bañulo, estaban de menos las duchas porque el piso era como una tazaturca grande, rarísimo, no sabías si era una ducha, era para cagar o un videt gigante.

Al otro día nos despertamos y teníamos que irnos a Viña del Mar, pero antes desayuno de por medio, armamos el mate y un uruguayo que andaba en la vuelta nos vio tomando y se arrimó mientras desayunábamos, charla de por medio, mi viejo se quedó hablando con el y yo me puse a hablar con un veterano, era un ex-militar yankee y además sordomudo, faaaa!!! que experiencia, tratar de hacernos entender escribiendo en servilletas fue espectacular, a eso llegó otro sordomudo que el yankee me dijo lo había conocido acá también y era noruego... tremendo menjunge, enriquecedor por todos lados. A todo esto, mientras hablaba con el viejo, me morí! entró una morocha que tenía un pan, es-pec-ta-cu-lar!! no podía dejar de mirarla mientras seguíamos hablando con el viejo de todo un poco, ella con sus amigas desayunando, yo viéndola ir a poner cereales a la mesa (no precisamente como ponía cereales, sino su ida nomás que estaba bárbara con ese shortcito negro ajustado :P), cruzamos un par de miradas tranqui pero con mi viejo nos teníamos que ir a arreglar las cosaas para pelarnos. Como no habíamos sacado casi nada de las mochilas yo le dije que me iba a ir a sentar al patio a tomar unos mates, tranqui en unas reposeras metiendo mate, pensando en el viaje, en la morocha, en los caracoles, en que tenía los dientes presos la morocha pero que lomo Dios mío, etc, etc... de repente, al tener todas las ventanas del edificio delante mio me puse a buscar donde estaba la nuestra (jajajja ni yo me la creo, me puse a mirar haber si aparecía alguna mina cambiándose nomás), en eso aparece la mina esta, cambiamos miradas, risitas y a los 10 minutos la veo bajar por las escaleras, tranqui sigo tomando mate y ella se me arrima y me dice "OI!"... era BRASUUUUUUUCAAA!!!!!!!! que ricooooooo

Charlamos, de todo un poco, le di unos mates, me babeo toda la bombilla pero no le hacía, en eso le dije que me tenía que ir porque seguía "viajem" jajaj un mostro de los idiomas jajajaj
Me dijo que ella también se iba y subimos las escaleras, en el momento de despedirme, un gusto, la tomo del brazo, me mira y juro por Dios que reviví Maracaná, golazo del Uruguayo ahí en el medio de las escaleras, hubo una chupocharla de poco más de 5 minutos increíble. "Nos vemos" le lancé al viento, y con el pecho hinchado de haber arrancado muy bien las vacaciones me fui a levantar las cosas y seguir viaje con mi padre.

Viajamos, llegamos a Viña por fin, ufff cuanto viaje en tan poco tiempo... era Domingo ya y al fin llegábamos al hostel que habíamos reservado desde Montevideo, lo pintaban como espectacular desde su web, hostel-pub, con baile todas las noches, los cuartos arriba, algunas habitaciones mixtas, todo lo que uno puede pedir, teniendo en cuenta que además era baratísimo... Caminamos 10 cuadras, con nuestras mochilas de 9 kg de equipaje hasta que.... CERRADO, "y esto?", "estás seguro que es acá?" me dice mi viejo, "y si, está en el mapa y acá dice el nombre del hostel y todo", un hostel es como un hotel pero con cuartos compartidos para el que no sabe, por lo tanto no existe que esté cerrado y menos con candado como este. "Que mierda!???" nos preguntamos, en eso decido a hacer la gran uruguaya, donde los vecinos saben todo de su vecino, por lo tanto fui a la casa de al lado, que era una de esas iglesias nuevas no tradicionales, no tenían "ni idea huevón" de que había pasado ni que hubiese movimiento ahí, nosé re pintados y nosotros en la lleca!!  

"¿Que hacemos?", el problema no solo era que era un domingo de tarde y el hostel que habíamos reservado estaba cerrado, no teníamos un mango, habíamos ido con lo justo en pesos chilenos porque la idea era cambiar al otro día guita, y un domingo estaba todo cerrado así que tampoco podíamos irnos a un hotel... cocinados!!!

Me acordé que en Viña habían dos hostels de la cadena, yo había elegido este porque era el que tenía toda la movida, entonces con los 3500 pesos chilenos que teníamos ($140 uruguayos) teníamos que ver como nos organizábamos para mover las fichas. Lo primero que hice fue conseguir un cyber, le dije a mi viejo que podíamos entrar a la web de la cadena y buscar la dirección del otro hostel, explicarle lo que nos pasó y ver como lo solucionábamos, "OK" respondió, hicimos eso luego de haber llamado 3 veces al tel del hostel que habíamos reservado por si por esas de la vida encontrábamos algún ser adentro que hubiese sido tan paloma de dejar cerrado con candado un hostel ¿lleno? :S de huéspedes.

Conseguimos la dire, y nos largamos hasta ahí, estaba a unas 6 cuadras del otro. Llegamos y estaba de fachada comprometido, NO IMPORTA, hay que dormir pensamos. Entramos, le explicamos todo a la recepcionista del h-o-t-e-l (si era un hotel que tenía una especie de arreglo con la cadena, pero de hostel no tenía nada) y nos dijo que no había problema que nos podíamos quedar, tenía una habitación doble (jajaj por eso digo que no era hostel, no tenía cuartos para 6, 8 u 12 personas) pero que le teníamos que pagar contado, "pero no tenemos un mango" le dijimos, "y van a tener que cambiar", si! no nos estábamos entendiendo. "A ver, si nos decís donde podemos cambiar sin ningún problema, pero está todo cerrado, ya pasamos por el centro y no hay nada abierto", "claro, porque es domingo" Y VOS SOS PELOTUDAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!... pazzzzzzzzzz interna, intentamos no alborotarnos porque el objetivo era dormir ahí y si la mandaba a cagar como merecía iba a ser un indigente turista en Chile. En el casino nos dice la doña, "bueno ¿te podemos dejar por lo menos las mochilas acá mientras vamos a cambiar guita al casino?" "si", hay que amable que sos...zorra! :( hay que entender el contexto, era domingo, cansados después de haber salido el viernes de Montevideo y no haber llegado a destino de manera segura, ya que el hostel tenía candado, no teníamos un mango, no teníamos donde dormir y un hambre que todo pellejo de los dedos era un manjar!

Al casino se ha dicho, mate en mano, re quemados con todo, Chile, la vieja, el hostel y la put..que lo parió. Se que no tenía la culpa Chile pero ta, estábamos quemadísimossss ¿como va a estar con candado un hostel? tamos todos locos... en camino al casino, fue que sacamos esta foto que encabeza la nota, paaaaa! que sensación saber que habíamos partido de costado sudamérica, si EL PACÍFICO, impresionante!!! :D Después de esa imagen, del pensamiento profundo de lo lindo que es nuestro planeta, las cosas lindas que uno puede ver y sentir con tan solo el deseo de moverse un poquito por este mundo, faaa! te llenan el espiritu... y eso es lo que me hace recordar y sentir esta foto cada vez que la veo, con el mate que enfatiza la sensación, paz-profundidad-pensamiento perdido-contemplación del mundo-espíritu alegre, y la gratificación de saber que ya por algo valió la pena el viaje. Pero luego de unos minutos ahí nos acordamos que seguíamos siendo unos sin techo en el exterior, ya con los tigres internos calmados fuimos al casino, todos perfectamente vestidos para una noche de gala y nosotros con las bermudas de hacer rambla en Piriápolis junto a las havainas playeras nos arrimamos a la puerta, mi viejo iba a entrar pero antes de hacerlo la frutilla de la torta... nos cobraban entrada !!! a no, ya está, anda a cagar loco... algo más no nos podía pasar no?, era deprimente la situación, pero lo peor no era que nos cobraran entrada lo deprimente era que entre la plata que teníamos los dos no nos daba para pagar una entrada, osea que teníamos guita pero no podíamos cambiarla porque no teníamos plata para entrar al casino a cambiarla LA PUTA QUE LO PARIÓOOO!!! ahhhhhggg que difícil la situación.

Quedamos en que mi viejo iba a ir a la boletería y le iba a decir que tenía que cambiar plata, que con eso le pagaba la entrada, pero precisaba hacerlo porque no tenía más plata chilena arriba... y ta, les iba a tocar el corazón mostrándole uno verde de a 100 opateeeee!! jajaj

Volvió, al rato tranquilo y me dijo que cuando se arrimó les dijo todo esto y dos securities lo escoltaron hasta la caja, cambió y salió... "¿pero pagaste entrada? , "no, no...no pagué nada" al fin una loco.

Volvimos al hostel/HOTEL, le pagamos a la vieja y tiramos las cosas para adentro del cuarto medio pelo (y mi pelo de calidad no es muuuuy exigente ojo!), con un hambre titánica salimos a comer algo por ahí.

Ya más tranqui, decidimos que en esta ciudad ni en pedo pasamos los 3 días que nos quedaban, que mejor nos íbamos a Valparaíso, que había otro hostel y según lo que nos dijeron era la ciudad comercial, que Viña era más turística, pero entre que no nos pareció tan chik como la pintaban y todos los sucesos anteriores (acuérdense que el hostel estaba con candado) mejor irnos a otro lado.

A la mañana del lunes, desayunamos medio como el culo en el hotel pero ta, era comida y decidimos tomarnos un bondi de línea para ir a Valparaíso. Yo la tenía entre ceja y ceja la del hostel con candado, así que después de insistirle varias veces a mi viejo fuimos hasta ahí antes de dejar el hotel y volarnos a Valparaíso. Que ibamos a hacer nosé, porque quedar no nos íbamos a quedar, pero por lo menos putearlos si llegaba a estar abierto, algo bastante loco si ayer había estado cerrado.

Llegamos y...... estaba ABIERTO!... na! increíble, cuando vamos ¿a entrar a quién veo salir?, a la brasuca jajaja ahí me olvidé de todo lo quemado que estaba, salía con 2 amigas a seguir su paseo en el tour privado que había contratado, cuando llegó la camioneta se subieron sus amigas y ella le pidió que dieran una vueltita y vinieran por ella en un ratito. A todo esto mi viejo entró y habló ahí un rato, ya ni me importaba que pasaba con el puto hostel este.
Me quedé ahí chupocharlando en la puerta, a lo liceal con la brasilera que tenía un lomo, espectacular, de cara media ahí por lo de los dientes presos pero igual, divina. La vinieron a buscar al rato, la despedí (no tenía facebook en ese entonces todavía, la put..madre), salió mi viejo, fuimos a buscar las mochilas, nos subimos a los ómnibus shumacher (paaa! andan al palo, no como las tortugas de acá que además si no los parás mismo en la parada ni te miran y se van, allá te paran en cualquier lado, y si, se desesperan por un pasajero), llegamos a Valparaíso, bastante venido a menos pero sin ningún problema, subimos en repecho unas 20 cuadras hasta el hostel, nos registramos y al fin... paramos!!!!!!!!!

Como detalles de las noches que pasamos ahí, en los cuartos, durmió un flaco en el cuarto que sin sabanas dormía en bolas nomás jajaj culo pa´rriba, huevos de costado, era un show de noche... en el cuarto de al lado, la porteña veterana y bigotuda compartía cuarto con dos minas que eran tortas, mis viejo las vio en pleno "vínculo", ah si! todo un espectáculo ese hostel que paradojicamente no tenía casi huespedes.


Esta es la primera historia de varias, más adelante, la historia de la chica de la estación de servicio, una noche en el "huevo": la discoteca más grande de ahí que dio de que hablar y la vuelta a Montevideo, 3 días sin bañarme, bailes "diferentes, alcohol de por medio, ómnibus perdidos y cero money en el bolsillo... 


jajajajaj pero llegamos, acá estoy y por más!


La frutillita de la historia, al dueño del hostel con candado lo encontré en Rio de Janeiro, se me cagó de risa de todo esto, después de 1 año ya no seguía tan quemado pero igual lo putié todo :P




Juan Patrick
"La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter." Albert Einstein

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu comentario aquí...